Oscuridad o Luz: Parádoja en el Sindicato Mexicano de Electricistas

El lenguaje ha de se matemático, geomético, escultórico. La idea ha de encajar exactamente en la frase, tan exactamente que no pueda quitarse nada de la frase, sin quitar eso mismo de la idea...

domingo, 3 de julio de 2011

Metodología para la observación de campo


Entendemos que la metodología es más que una sistematización, o mediciones cuantitativas, que si bien sirven y son pieza fundamental en las ciencias, también son el complemento de un método general, el cual al no ser único, hemos personalizado conforme a las necesidades de nuestro proyecto, y que pondremos en práctica en el uso de la investigación de campo cualitativa, que comprenderá de la observación de campo y la entrevista.
Partiendo de lo anterior, tendremos en cuenta los siguientes preceptos propuestos por Maxwell:
La investigación cualitativa puede ser empleada para cinco finalidades distintas:
1.- Comprender los significados que los actores dan a sus acciones, vidas y experiencias y a los sucesos y situaciones de los participantes,
2.- Comprender un contexto particular en el que los participantes actúan y la influencia que ese contexto ejerce sobre sus acciones,
3.- Identificar fenómenos e influencias no previstos y generar nuevas teorías fundamentales en ellos,
4.- Comprender los procesos por los cuales los sucesos y acciones tienen lugar, y
5.- Desarrollar explicaciones causales válidas analizando cómo determinados sucesos influyen sobre otros, comprendiendo los procesos causales de forma local, contextual y situada.[1]
Uso de la etnometodología cualitativa
De forma más específica, en la presente investigación se utilizará la etnometodología, el acento recae en la importancia de ser un método que plantea observar las prácticas de los grupos humanos, así como poder participar en ellas para conseguir y contrastar lo que se dice y lo que se hace, y en este proceso la etnometodología parte de los planteamientos teóricos sobre la movilidad, simbolismo o subjetividad, que se afirmarán conforme la realidad de lo observado. Será usada de forma inductiva, buscando que desde un problema en específico se logre dar algunas respuestas a las consecuencias que produce un fenómeno general, como lo es la modernización, la globalización y los movimientos sociales.
Nuestro papel como sociólogos lo desarrollamos, entre otras cosas, en la ya mencionada “Acción Social”, con la finalidad de poder hacer una investigación de campo que tenga los suficientes recursos para darle un cierto nivel de sustentabilidad. Además, no solo partiremos de mera recopilación de datos e información documental, sino también intentaremos integrarlos a la realidad social, tanto propia como externa, en la que nosotros mismos nos convertiremos en pieza importante para dar eje al proceso mismo de interacción y subjetividad.
Cabe recalcar que asumiremos una posición intermedia entre “la étic y la émic” ya que la lógica es que nosotros como sociólogos podamos tomar un papel más puro como investigadores, una posición objetiva para no distorsionar la perspectiva del grupo estudiado.
Se buscará la información bibliográfica y hemerográfica necesaria en la que se abordan antecedentes históricos generales del sindicalismo y del SME, esto con el objetivo de obtener una idea general de los acontecimientos y el rumbo que han tomado tras un año de mantenerse, así como los precedentes conflictivos internos o externos y las detonantes de la lucha actual en la que está sumergido el Sindicato Mexicano de Electricistas, entendiendo que este conocimiento previo nos facilita y proporciona un enlace con los  sujetos investigados al plantear un interés; la práctica de  observación es pieza importante en la formación de la presente  investigación, dado el carácter directo que nos permite  ampliar nuestra visión, asimilar situaciones practicas o incluso redefinir los sentidos o apegos ante la situación, así como integrarnos y ser participes: contemplando, analizando y significando la realidad del SME, las figuras o momentos que se enlazan para dar pie y sentido de lucha entre lo que dicen y hacen los sujetos estudiados.
La observación como un instrumento para la búsqueda de información, la entendemos como la primera forma de intervención directa al llegar “al campo”, literal o metafóricamente hablando[2], para así poder señalar en qué forma se percibe cada una de las funciones, actividades y papeles que desempeñan los sujetos, es decir la descripción del ser desde una óptica a partir de los sentidos.
Complementamos esta descripción con la observación participante, para comprender de manera directa la interacción que tienen los distintos sujetos que conforman dicha organización y revelar los significados que sustentan las acciones e interacciones que constituyen su realidad social[3], recopilando información vistos desde una perspectiva distinta de la de un investigador formal.
Los acercamientos a la realidad desde el enfoque émic, suponen el punto de vista del “nativo”, eso es lo que prevalece. Se asume por ende que todo lo ¨construido¨ y dicho al interior del sistema, es necesariamente ¨la verdad¨ mientras que en la otra variante, étic, lo que organiza el conocimiento proviene de las imputaciones de un observador externo al sistema, que no sabe (no puede, no quiere) dialogar con los elementos émic, es decir con las representaciones interiores o nativas[4].
Además, nuestra técnica de investigación estará apoyada de la fotografía y entrevistas.
La fotografía tiene la finalidad de plasmar una escena, que es parte de la realidad, un momento relevante que represente gran significación. La fotografía tiene un sentido subjetivo, sin embargo, lo que buscamos es constituir testimonios de una presencia y contacto “con lo diferente”, dirigidas al público en general que carece de todo cuestionamiento; las asumimos como una analogía de la realidad[5]. La idea de la fotografía como instrumento para esta investigación supone un reflejo más claro sobre la realidad, por lo que aún al ser subjetiva, buscamos acercarnos en lo posible a la objetividad, con muestras lo menos parciales posibles del fenómeno estudiado.
Por otro lado, La entrevista tiene un sentido clave para recopilar y comprender información de la realidad en que viven los trabajadores del SME, sus puntos de vista, miras, limitantes y la construcción simbólica que le están dando a su sindicato. Éstas presentan la ideología de los sujetos, desde la forma en que ellos le dan lógica a su mismo contexto, nos proporciona una lectura de lo social más fiel, por lo que es una técnica invaluable para el conocimiento de los hechos sociales[6]. Esto es enfatizado en la presente investigación por el análisis obtenido, la interacción y la misma retroalimentación, el enriquecimiento general es  parte de las particularidades que se alcanzan. Esta entrevista como herramienta es más que una simple lista de preguntas que llevarán un orden inquebrantable, es sólo una guía que da paso a la elaboración de información. No solo se contempla el uso específico de la respuesta a lo preguntado, también la información resultante de los comentarios sirve para dar forma a la investigación, los datos adicionales pueden enriquecer la investigación, abordando elementos que probablemente no teníamos en cuenta; de esta manera son importantes para el investigador toda la serie de características, ya que tienen sentido interpretativo, como el tono de voz, apariencia externa, movimientos, etcétera, por lo que consideramos importante incluir, a parte del informe de la entrevista, un archivo fonético y una descripción. Usamos la entrevista de tal modo que sea de carácter flexible[7], abierto y enriquecedor en este proceso de investigación.
Es importante recordar que la entrevista también posee un carácter subjetivo, sabemos que el entrevistador tiene la posibilidad de manejar información de acuerdo a sus necesidad o intereses, puede convencer al entrevistado de lo que se quiere oír y tomar enserio lo que sólo él tiene que contar y expresar[8], sin embargo nuestro objetivo es recabar la información de la forma más fiel posible para hallar su ideología en su forma más pura, ya que consideramos que la perspectiva del actor consiste en reconocer que el de los informantes es un universo distinto del mundo del investigador, [] puesto que tienen una lógica propia para organizar su universo, en función de una específica ubicación social[9], nuestra meta es buscar a partir de la entrevista y de forma objetiva esas características que distinguen la forma peculiar de las ideas de los sujetos que forman en SME.
El objetivo del trabajo de campo es, por lo tanto, congruente con el doble propósito de la investigación y consiste en recabar información y material empírico que permita especificar problemáticas teóricas (lo general en su singularidad); reconstruir la organización y la lógica propias de los grupos sociales (la perspectiva del actor como expresión de diversidad); reformular el propio modelo teórico, a partir de la lógica reconstruida de los social (categorías teóricas en relación con categorías sociales).[10]
Ya que el objetivo del trabajo de investigación es conocer la relación entre lo que se dice y se hace en el SME, esta metodología al permitirnos interactuar de varias formas con los sujetos nos da las bases para poder asentar la mirada en un punto específico, recabando información desde diversos enfoques para lograr el seguimiento de un camino con bases más sólidas.
Tomaremos en cuenta la opinión de varios especialistas en movimientos sociales que explican tres factores importantes en estos estudios: 1) la estructura de oportunidades políticas y las constricciones que tienen que afrontar los movimientos sociales. 2) Las formas de organización (tanto formas como informales) a disposición de los contestatarios. 3) Los procesos colectivos de interpretación, atribución y construcción social que median entre la oportunidad y la acción[11].


[1] VASILACHIS DE GIALDINO, Irene, “La investigación cualitativa”, Editorial Gedisa, Buenos Aires, 2007, pág. 31.
[2] MARTÍNEZ PÉREZ, Ana; “La antropología Visual”, Editorial Síntesis, Villa hermoso Madrid, 2009, pág. 27.
[3] Es importante la construcción de significados por parte de los sujetos por que nos muestra la manera en que ellos se ven y perciben en su contexto.
[4] REGUILLO, R. - "De la pasión metodológica o de la (paradójica) posibilidad de la investigación", en: Tras las vetas de la investigación cualitativa, Coord. Rebeca Mejía y Sergio A. Sandoval, ITESO, Guadalajara, pág. 24.
[5] MARTÍNEZ PÉREZ, Ana, Op. Cit., 2009, Pág. 103.
[6] VELA Peón, Fortino, “Un acto metodológico básico de la investigación social: la entrevista cualitativa”, En Parres, Ma. Luisa, Observar, escuchar y comprender sobre la tradición cualitativa en la investigación social, Miguel Ángel Porrúa, Colmex-FLACSO, México, 2001, pág. 68.
[7] VELA Peón, Fortino, Op. Cit. Pág. 71.
[8] RUIZ Olabuenaga, José, “Metodología de la investigación Cualitativa”, Universidad de Deusto, Bilbao España, 2003, pág. 174.
[9] GUVER, R, “El salvaje metropolitano” Editorial Paidós, Buenos aires, 2004, pág. 207.
[10] Ibídem, pág. 86.
[11] DOUGH McAdam, Et. Al., “Movimientos sociales: perspectivas comparadas”. Editorial ISTMO, España, 1999. Pág. 22, 23.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada